Galina

Galina fue la primera persona con la que trabajé en el campo de la psicooncología. Antes de que le diagnosticaran su enfermedad, el cáncer era un tema que sólo había conocido de pasada y que me producía bastante malestar. Pero las cosas son como son, y a toda prisa tuve que formarme en el tema. Para ello resultaron fundamentales los consejos de Marta Cortijo, excelente psicooncóloga y mejor persona.De todos modos, mi mejor maestra fue Galina. No voy a hablar del contenido de nuestras conversaciones, porque sería violar mi compromiso de confidencialidad. Pero sí puedo contar cómo su comportamiento, valiente y animoso, y su decisión de luchar por vivir la vida con alegría y coraje, me enseñó mucho más que años en la facultad. No conocía en profundidad a Galina antes de la enfermedad. Para mí era sólo una compañera de trabajo de mi esposa, una chica joven y alegre, que siempre estaba sonriendo. Desconocía el diamante que brillaba tan cerca de mí. A todos nos pasa a menudo. No valoramos bien la grandeza de la gente normal, e imaginamos grandes virtudes en personas “famosas”. Galina era fuerte, como lo es toda su familia. Nunca culpó a los demás por los dramas de su vida, nunca pareció autocompadecerse.Hoy se cumple un año desde que nos dejó. Y todos los que tuvimos el privilegio de conocerla la echamos de menos.
Quisiera poner una canción como pequeño homenaje; no sabía cuál escoger, porque no conozco bien cuáles eran sus gustos. Al final me he decido por una canción de Legião Urbana, un grupo de rock brasileño. Creo que le habría gustado.

Viento en el litoral

Por la tarde quiero descansar, llegar hasta la playa y ver

Si el viento aún es fuerte

Y va a ser bueno subir a las piedras.

Sé que hago eso para olvidar

Dejo que me alcance la ola,

Y el viento se lo va llevando todo.

Ahora está tan lejos

Ves, la línea del horizonte me distrae:

De nuestros planes es de lo que más nostalgia tengo,

Cuando mirábamos juntos en la misma dirección.

¿Dónde estás ahora

además de aquí, dentro de mí?

Actuamos bien sin querer

Fue sólo el tiempo que erró.

Va a ser difícil sin ti.

Porque estás conmigo todo el tiempo.

Cuando veo el mar

Existe algo que dice:

-La vida continúa y entregarse es una tontería.

Ya que tú no estás aquí

Lo que puedo hacer es cuidar de mí mismo

Quiero ser feliz al menos,

¿Recuerdas que el plan era que estuviésemos bien?

-Hey, mira sólo lo que encontré: caballitos de mar.

Sé que hago eso para olvidar

Dejo que me alcance la ola,

Y el viento se lo va llevando todo.

Vento No Litoral

De tarde quero descansar, chegar até a praia e ver

Se o vento ainda está forte

E vai ser bom subir nas pedras

Sei que faço isso pra esquecer

Eu deixo a onda me acertar

E o vento vai levando tudo embora

Agora está tão longe

Vê, a linha do horizonte me distrai:

Dos nossos planos é que tenho mais saudade,

Quando olhávamos juntos na mesma direção

Aonde está você agora

Além de aqui dentro de mim?

Agimos certo sem querer

Foi só o tempo que errou

Vai ser difícil sem você

Porque você está comigo o tempo todo

Quando vejo o mar

Existe algo que diz:

– A vida continua e se entregar é uma bobagem

Já que você não está aqui,

O que posso fazer é cuidar de mim

Quero ser feliz ao menos

Lembra que o plano era ficarmos bem?

– Ei, olha só o que eu achei: cavalos-marinhos

Sei que faço isso pra esquecer

Eu deixo a onda me acertar

E o vento vai levando tudo embora

Deja un comentario